The Truth About Everything

Sed nescio quo modo nihil tam absurde dici potest
quod non dicatur ab aliquo philosophorum
Cicerón, De Divinatione

El Cliente Potencial, un hombre pálido y algo escuálido con traje de oficina, tosió nerviosamente, se acercó al mostrador y preguntó a la dependienta:

— Perdone usted, quiero algo de Sabiduría.
— ¿Alguna idea en concreto? — replicó amable la muchacha, y su mano dibujó un arco imaginario, señalando a los kilómetros de estanterías agazapadas tras ella — Esta semana tenemos Mecánica Cuántica No Relativista en oferta. Nos ha llegado también algo de Neurofisiología, muy rica. Si se lleva cualquier producto de Neurociencias, le regalamos un manual de Epistemología.
— Ehem — dijo vacilante el comprador — Me interesaría llevarme Epistemología y algo bueno sobre Ontología.

La chica puso cara de póquer; el señor era de “ese tipo” de clientes. Recitó mecánicamente:

— Encontrará todo lo relacionado con Filosofía, Psicoanálisis y Astrología en la tienda de la acera de enfrente, junto con el polvo de cuerno de rinoceronte, la viagra vegetal y otros placebos — y se aplicó a la noble tarea de limar sus uñas.

La Verdad sobre Todo

El diálogo anterior es mío, por supuesto, pero en lo sucesivo, creo que es mejor cederle la palabra al autor, para que entienda por qué recomiendo encarecidamente la lectura de este libro a toda persona afectada por pujos y gases filosóficos. El libro arranca de esta guisa:

It seems natural enough to suppose that philosophy is a profession…

Matthew Stewart, por el contrario, afirma:

My point has to do with the nature of the activity which might be expected to deal with such questions. There is no room for a professional quasi-scientific project here. Philosophy, if this is what it is, is by its nature the province of amateurs.

Such questions, por supuesto, son las que usted imagina: ¿por qué existo? ¿por qué hay algo en lugar de nada? ¿de dónde venimos, adónde vamos? ¿por qué tantos animales saben a pollo?

Naturalmente, una afirmación tan clara y radical debe justificarse. Stewart se opone a ideas como que la Filosofía es una investigación sobre todas las posibles investigaciones, o que sea la investigación de la naturaleza de la propia racionalidad, o una exploración de los límites del pensamiento… Chorradas: no existe una naturaleza inherente de los fenómenos en cuanto fenómenos, ni del ser en cuanto ser, ni existe un conocimiento especial sobre el conocimiento.

Lo que buscan todas estas investigaciones de segundo grado es el Santo Grial: la Verdad Sobre Todas Las Cosas, especialmente si para buscarla no hay que levantar el culo del sillón. ¿Que mi nene no tiene talento para la música? Pues que se haga crítico musical. ¿Que no puede con las Ciencias? Siempre le quedará la opción de estudiar Filosofía de las Ciencias para atormentar a los envidiados científicos (y cobrar del erario público).

Acerca de las escuelas filosóficas:

… They all boil down to the same, simple thing. The free lunch. The rabbit out of the hat. Something from nothing.

… y luego de esta introducción, Matthew Stewart nos regala cientos de páginas tronchantes con resúmenes muy serios sobre lo que cada filósofo digno de pasar a la Historia nos ha dejado escrito, dicho o murmurado.

Hay una traducción al castellano, que está bastante bien lograda en el léxico y la sintaxis, pero en la que los traductores asoman sus cabecitas cada dos por tres. Sustituyen pizzas por paellas, hacen mención a Cullera de Valencia allí donde Stewart habla de New Orleans y otros detalles similares que puede que a usted no le molesten; habrá gente como yo para los que terminan resultando cargantes.

Esta entrada fue publicada en Ensayo, Humor y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a The Truth About Everything

  1. Alejandro dijo:

    Me parece una opinión bastante estúpida y antiintelectual, muy propia de un norteamericano. ¿Qué propones? ¿Cerrar la facultad de filosofía, como quería Zapatero? La ciencia no existiría sin esos filósofos de los que tanto te burlas.

    • Ian dijo:

      No, propongo privatizar las facultades de filosofía y quitarle las subvenciones. Y que quien desee dedicar su vida a las pajas mentales, se lo pague de su dinerito o que lo patrocine un mecenas. Igual que hacían los griegos, por cierto…

      A ver cuánto duraban entonces los estudios postmodernistas, feministas y animalistas…

  2. nere dijo:

    No menosprecies la capacidad altruista de feministas y animalistas. Seguro que ellos seguirían teorizando en caso de perder esas subvenciones. Recuerda que los animalistas suelen ser almas etéreas que no comen animales, algunos pretenden, incluso, que se puede vivir de baños de sol 🙂 De los postmodernistas, mejor ni hablamos.

    En fin, que no he leído este libro, pero promete. Eso sí, optaré por el original porque me fastidia esa manía de “familiarizar los entornos” A algunos nos sobra imaginación para situar las acciones en New Orleans aunque jamás hayamos estado ahí.

    • Ian dijo:

      Tienes razón, Nere. Como decimos en Japón, baka wa shinanakya naoranai: la estupidez sólo la cura la muerte.

      algunos pretenden, incluso, que se puede vivir de baños de sol

      Estaría bien como experimento. Que se implanten pieles fotosintéticas. Y genes de medusa en el culo, para que se les vuelva fosforecentes y no los atropellen. Porque me temo que los árboles, que saben mucho del asunto y llevan millones de año en ello, se tienen que estar muy quietecitos todo el santo día para sacar la energía suficiente. Ya puestos, que se alimenten de bambú como los pandas, o de hojas de eucaliptos como los koalas, o de hojas de acacia, como las jirafas. Y que no se olviden de comer barro de cuando en cuando para purgarse de las toxinas vegetales.

    • Ian dijo:

      Sobre la difícil relación entre las jirafas y las acacias:

      Giraffe: the Impossible Animal
      Giraffes and Acacias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s